Seamos sinceros: nadie quisiera instalar un sistema de seguridad. Las decisiones que nos llevan a ello son muchas, y muy diferentes, pero todos tienen un punto en común: la sensación de inseguridad. Muchas empresas usan ese miedo para potenciar la sensación de intranquilidad que supone sabernos vulnerables, pero en segurincat, queremos ofrecerte exactamente lo contrario: que te sientas tranquilo, seguro, que te despreocupes de todo, porque para eso estamos nosotros.